10 Platos típicos de La Mancha

Si hay dos calificativos que definen la gastronomía manchega son: cocina natural y vigorosa. Platos fuertes, nutritivos y consistentes que auxiliaban a labradores y pastores, dándoles la suficiente energía para desempeñar sus tareas. Incluso, la elaboración de uno de los productos típicos, el queso, es un ejemplo de complejidad y tradición en la producción. 

 

El maridaje con la mayoría de guisos de carne, platos o alimentos fuertes y complejos, se realizará con vinos tintos envejecidos en barrica, de crianza o reserva. Y los vinos tintos jóvenes, armonizarán muy bien con charcutería suave, quesos de pasta blanda, parrilladas, algunas carnes blancas, ensaladas y verduras. Sin embargo, los vinos blancos y rosados, son más recomendables para ensaladas y platos ligeros, carnes blancas, pescados y quesos frescos.

1. Queso Manchego

queso-manchego

Foto: passionpre

Uno de los productos estrella típicos de la región. Se trata de un queso de pasta prensada, elaborado con leche de oveja autóctona manchega. Su maduración mínima es de 30 días, cuando tienen un peso igual o inferior a 1,5 kg, y de 60 días, para el resto hasta un máximo de 2 años. Desarrolla un sabor picante cuando ha sido muy curado, siendo ligeramente ácido, fuerte y sabroso. Solo se puede elaborar Queso Manchego en la zona amparada por la Denominación de Origen, que abarca parte de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

2. La Pipirrana

pipirrana

Foto: spanish-food

Exquisita y típica ensalada cuyos ingredientes básicos son el pepino, tomate, cebolla y pimiento verde. Sin embargo, su versatilidad admite numerosos ingredientes añadidos. Por ejemplo en Ciudad Real y Valdepeñas añaden aceitunas, huevo cocido, atún, pescado. En Horcajo de Santiago, Cuenca, la ensalada se convierte en guiso, y admite, embutidos, patatas, setas, bacalao en salazón, carne de cerdo, aliñado con laurel, ajo, pimienta negra, cebolla, tomate seco, pimiento picante y patatas.

3. Migas Ruleras

migas-manchegas

Foto: demoslavueltaaldia

También conocidas como “migas manchegas“. Curiosamente este plato se degustaba como primer plato del día en la época de vendimia y como cena en las casas de los agricultores en invierno. De origen pastoril, surge con el fin de aprovechar el pan endurecido, que mezclan con otros ingredientes habitualmente de procedencia cárnica. Un plato altamente nutritivo y calórico compuesto por pan, ajos, chorizos, jamón y tocino entreverado, cocinado a fuego lento. Generalmente, las migas se pueden acompañar con fruta como uvas, melón o granada.

4. El pisto Manchego

Foto: Ang

La palabra castellana pisto significa algo muy troceado, y es que uno de los secretos de este plato es precisamente el corte a dados de sus verduras. Se trata de una fritada de verduras cuyos ingredientes varían dependiendo de la zona y la temporada. No obstante, siempre llevará tomate y pimiento, y suele ir acompañado de calabacín, cebolla, ajo u otros ingredientes alternativos como la berenjena. Todo pochado a fuego lento con aceite de oliva y servido en cazuela de barro. También es frecuente acompañarlo con un huevo frito o embutido. Sus orígenes nos remontan a la época califal.

5. Duelos y quebrantos

duelos

Foto: turismocastillalamancha

Sus principales ingredientes preparados todos ellos en sartén son: huevo revuelto, chorizo, jamón y tocino de cerdo entreverado, y se sirve en cazuela de barro. Un plato conocido internacionalmente por sus referencias en el libro de Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes. Aunque existe otra teoría sobre el origen de su nombre, relacionada con la muerte repentina de un animal de labor (vacas, burro, caballo), de los cuales se aprovechaba su carne preparando un guiso con ella, “Duelos y Quebrantos”, los sufrimientos del labrador mientras cocinaba la carne del animal perdido.

6. Atascaburras

atascaburras

Foto: mercadocalabajio

Asimismo recibe el nombre de ajo arriero o ajo mortero. Una receta muy típica y tradicional de la Mancha a base de patatas cocidas, bacalao desalado y cocido, ajos y aceite de oliva. Su aspecto deberá de conseguir la consistencia de un puré, al que se adorna con rodajas de huevo cocido, nueces peladas y un chorro de aceite de oliva. De nuevo se sirve en cazuelas de barro. Un plato nutritivo y reconfortante para el duro invierno de la Serranía de Cuenca. De hecho cuentan que fueron dos pastores que quedaron aislados por la nieve, los creadores de este rico plato.

7. El Tiznao

tiznao

Foto: recetags

Típico de Ciudad Real, es un plato elaborado con bacalao y verduras. Una vez desalado, el bacalao desmenuzado se tosta en el horno. Sin embargo, las verduras: tomate, cebolla, pimiento y ajos, todo sin pelar se asa en el horno. Finalmente se trocea y se añade pimentón, aceite de oliva y un poco de agua caliente en la olla de barro para su cocción. Al terminar se retira y se adorna con el bacalao tostado por encima. Dejando todos los ingredientes cociendo para la mezcla de sabores.

8. Asadillo de pimientos rojos

asadillo

Foto: recetasdecocinacaseras

Un plato enteramente hortelano, conocido también como mojete. Pimientos rojos cotados, cebollas enteras y ajos pelados dispuestos al horno, para posteriormente cortar en tiras finas y colocar en una cazuela de barro. Irá acompañado de un preparado de ajos, comino, sal, aceite de oliva, vinagre y el zumo del limón, una salsa que se vierte sobre los pimientos y las cebollas. A veces se añade huevo duro y perejil picado.

9. Caldereta manchega de cordero

caldereta-de-cordero

Foto: casaresekas

Se aconseja realizar esta receta con leña y cocer a fuego lento. Cebollas troceadas, pimientos y tomates sofritos junto a los ajos, reciben la carne de cordero y al vino blanco. Existen distintas posibilidades de elaboración según los gustos. Pero en todas ellas, el objetivo es conseguir una buena integración de los sabores y el punto tierno de la carne.

10. Gazpacho manchego

gazpacho-manchego

Foto: spanish-food

Su origen es Albacete y también lo llaman galiano. Es totalmente distinto al gazpacho andaluz, puesto que se trata de un plato de caza elaborado a base de tortas cenceñas, tortas de pan sin fermentar, y carne de caza menor como conejo, perdiz o liebre. Una vez troceado y sofrita la carne, se añade: laurel, ajos pelados, tomate maduro, pimiento y , tomillo y la torta de gazpacho troceada. Recomiendan tomarlo directamente de la sartén.

Extra. Gachas manchegas con tocino

gachas

Foto: recetastradicionalesdecocina

Comentarios en Facebook

comentarios